Domingo 25 de Septiembre de 2005

Amazing Wildlife Experience

Llevo 15 años viajando regularmente en metro. Hasta hoy me sigo sorprendiendo con los increíbles seres que encuentro allá abajo, preguntándome si tal vez no son seres humanos, sino otras especies que ya estaban bajo tierra. A continuación hago un recuento de lo que me he topado.

Víbora: reptil, normalmente hembra, este animal pone todas sus energías en enroscar sus extremidades (superiores) en torno a uno de los fierros. Las mordidas y balanceo desconcertante en torno al eje del que se aferra la hace casi imposible de vencer.

Estrella de mar: invertebrado que busca adoptar la posición menos óptima posible al apoyarse en una de las preciadas paredes (sólo superadas por los deliciosos asientos). Extendiendo sus extremidades logra utilizar un 73% más del espacio normal. Un buen remedio para apartarlas es aplicar una patada en la expuesta ingle.

Guepardo senil: felino que alcanza las más altas velocidades en busca de su más preciado manjar: un asiento. En un pique gasta toda la energía de un día, por lo que una vez instalados moverlos es imposible. Son especialmente peligrosas las estampidas en estaciones terminales. Si no consiguen su objetivo, despotrican contra la sociedad y se divierten pisoteando bostas.

Bosta: masa informe que surge espontáneamente en estaciones cercanas a colegios y universidades. Usan cuatro veces la superficie de un ser humano promedio. Estudios de dudoso origen afirman que en realidad están vivas.

Descarado: monstruo sin cara, originado por la fusión facial de lo que en algún momento fueron dos (apasionados) jóvenes. Emite los sonidos más curiosos con la intención de provocar asco o, en algunos casos, envidia. Expertos coinciden en que una camelia los apacigua.

Intelectualón: estoica y pacífica ave. Intenta vanamente incorporar burdo conocimiento tomado de La Hora o del Metro, incluso en medio de las más adversas (y absurdas) circunstancias. Recomiendo estorbarlo a propósito: puede ser un pasatiempo soprendentemente entretenido.

Megustaelfierro: bestia siempre en busca de nuevas sensaciones. Goza apoyando sus habitualmente anchas espaldas en los fierros (tercer implemento en popularidad tras los asientos y las paredes), impidiendo el acceso a ellos o forzando a retirar las manos. En el 92% de los casos, aplicar los nudillos contra su columna basta para derrotarlo. El 8% restante encuentra esto placentero: quite su mano al instante.

Orinador: mítico e impudoroso anfibio que precisa ubicarse bajo tierra para descargar sus necesidades. Este intrépido explorador captó uno a fines de los 90 en una escalera de la estación Universidad de Chile. Se agradecen fotografías.

¿Se me pasó alguno? Recibo sugerencias.

(Tengo cosas que decir en posts más serios, pero no logro escribirlos; ya vendrán.)

30 patéticos comentarios a “Amazing Wildlife Experience”

  1. alcachofa Says:

    yo te puedo aportar con más de esos míticos…

    Fanático de la Higiene: aquel especimen incapaz de resistir la tentación de estar en constante estado de limpieza y aplicarse en el uso de su cortauñas en medio del vagón semi vacío (usando como único receptáculo de sus desechos el inmaculado suelo).

    Cenicero Andante: bestia que, además de hablarle a todos los desconocidos que tiene alrededor, tiene el descaro de hacer caso omiso de la señal de “no fumar”, encendiendo un cigarro. Su mayor misterio lo enconmtramos en el hecho de que el cigarro no salió prendido del vagón; de alguna forma fue apagado sin ser visto y sin dejar rastro alguno en ninguna dependencia del metro (fuentes aseguran que fue guardado en el bolsillo del sujeto).

    excelente post, ojalá sirvan los aportes…

  2. alcachofa Says:

    yo te puedo aportar con más de esos míticos…

    Fanático de la Higiene: aquel especimen incapaz de resistir la tentación de estar en constante estado de limpieza y aplicarse en el uso de su cortauñas en medio del vagón semi vacío (usando como único receptáculo de sus desechos el inmaculado suelo).

    Cenicero Andante: bestia que, además de hablarle a todos los desconocidos que tiene alrededor, tiene el descaro de hacer caso omiso de la señal de “no fumar”, encendiendo un cigarro. Su mayor misterio lo enconmtramos en el hecho de que el cigarro no salió prendido del vagón; de alguna forma fue apagado sin ser visto y sin dejar rastro alguno en ninguna dependencia del metro (fuentes aseguran que fue guardado en el bolsillo del sujeto).

    excelente post, ojalá sirvan los aportes…

  3. Juan Pablo Says:

    JAJJAJAJAA muy buen post jajaja. creo que faltan también otros, tal vez más típicos del mundo de las micros.

    ViejoVer’d: este arrugado y pícaro sujeto viaja normalmente sólo (en algunos casos en compañía de otro de su especie) y desde su asiento busca interminablemente la tierna figura de alguna joven y pura escolar. A los segundos del contacto visual, el “ViejoVer’d” comienza a estimularse ante el asco, pavor y verdadera repulsión del resto de la nave…

    la mala suerte de haber sido un testigo no se la recomiendo a nadie!

  4. Juan Pablo Says:

    JAJJAJAJAA muy buen post jajaja. creo que faltan también otros, tal vez más típicos del mundo de las micros.

    ViejoVer’d: este arrugado y pícaro sujeto viaja normalmente sólo (en algunos casos en compañía de otro de su especie) y desde su asiento busca interminablemente la tierna figura de alguna joven y pura escolar. A los segundos del contacto visual, el “ViejoVer’d” comienza a estimularse ante el asco, pavor y verdadera repulsión del resto de la nave…

    la mala suerte de haber sido un testigo no se la recomiendo a nadie!

  5. Toochick Says:

    he mas dejado pensado..sere uno de ellos… lo meditare y te dire

  6. Toochick Says:

    he mas dejado pensado..sere uno de ellos… lo meditare y te dire

  7. fabiola Says:

    sapo: mirón empedernido, que da la sensación de viscosidad permanente. Se le puede encontrar en las horas punta.

    cabritos: pequeñas criaturas incordiantes que entre berrido y berrido, van dejando mierda por donde pasen y cuando se bajan del bagon (usualmente en estampida) queda una sensación de “paz en el prado”.

    PD: ya era hora de dejar los pumas atrás…. Un saludo indeceroso en su vuelta

  8. fabiola Says:

    sapo: mirón empedernido, que da la sensación de viscosidad permanente. Se le puede encontrar en las horas punta.

    cabritos: pequeñas criaturas incordiantes que entre berrido y berrido, van dejando mierda por donde pasen y cuando se bajan del bagon (usualmente en estampida) queda una sensación de “paz en el prado”.

    PD: ya era hora de dejar los pumas atrás…. Un saludo indeceroso en su vuelta

  9. Distémper Says:

    Flor de post.

    Agrego otros especímenes:
    - Cachorro Exhausto: niño que permanece sentado mientras su madre equilibra parada a su lado bolsas, carteras y habitualmente la mochila y el trabajo de artes plásticas del mocoso.
    - Oso Sobador: sujeto que incluso en carros casi vacíos se coloca delante tuyo, a 5 cm de distancia. En el caso de las damas, disfrutan haciéndote mascar su cabello.
    - Bosta Provocadora: aquel sujeto que -no conforme con sentarse en el piso en un carro lleno- se sienta apoyado en las puertas que se abren. O sea, al entrar o salir del carro debes saltar encima de él. Muy útil para patear en la cara. Probablemente haya sido un cachorro exhausto en su niñez.
    - Bovino Ebrio: aquel que para no manchar a los restantes pasajeros debe tragarse su propio vómito en medio del túnel. Fue muy triste, suspiro.

  10. Distémper Says:

    Flor de post.

    Agrego otros especímenes:
    - Cachorro Exhausto: niño que permanece sentado mientras su madre equilibra parada a su lado bolsas, carteras y habitualmente la mochila y el trabajo de artes plásticas del mocoso.
    - Oso Sobador: sujeto que incluso en carros casi vacíos se coloca delante tuyo, a 5 cm de distancia. En el caso de las damas, disfrutan haciéndote mascar su cabello.
    - Bosta Provocadora: aquel sujeto que -no conforme con sentarse en el piso en un carro lleno- se sienta apoyado en las puertas que se abren. O sea, al entrar o salir del carro debes saltar encima de él. Muy útil para patear en la cara. Probablemente haya sido un cachorro exhausto en su niñez.
    - Bovino Ebrio: aquel que para no manchar a los restantes pasajeros debe tragarse su propio vómito en medio del túnel. Fue muy triste, suspiro.

  11. dieciocho Says:

    Aportaré con el mío en su nombre científico:

    Decibelius Juniurs
    :
    <decibêliös juniörs >

    Dícese de aquel especimen que, mostrando un desapego legítimo e irreversible por su propia condición humana, expone sus tímpanos a música metal intolerable a volúmenes demenciales, convidándonos también,en un gesto de puro altruísmo humano, un poco de aquel castigo.

  12. dieciocho Says:

    Aportaré con el mío en su nombre científico:

    Decibelius Juniurs
    :
    <decibêliös juniörs >

    Dícese de aquel especimen que, mostrando un desapego legítimo e irreversible por su propia condición humana, expone sus tímpanos a música metal intolerable a volúmenes demenciales, convidándonos también,en un gesto de puro altruísmo humano, un poco de aquel castigo.

  13. ornitorrevolucionario Says:

    Gracias, pensé que tanto tiempo en silencio habría alejado al público asiduo a mis huevadas.

    Hay algunos entes de los que me cuentan con los que no me he topado, como fanáticos, ceniceros y viejosverd’s (gracias a todos los santos). Con otros, como sapos, cabritos, osos, cachorros y decibelius, todos los días. Esa bosta provocadora la odio con pasión. El bovino… pobre.

    Debo reconocer también la existencia de una especie simpática, tanto que su nombre lo dice explícitamente: la Señorasimpática. Mamífero de largo aliento de vida subterrestre, entiende bien que estar sentada es un privilegio y ofrece llevar la carga de quien va a su lado: “¿te llevo la mochila?”.

    Faltan otros, más adelante hago un post que recopile los suyos y los que olvidé.

  14. ornitorrevolucionario Says:

    Gracias, pensé que tanto tiempo en silencio habría alejado al público asiduo a mis huevadas.

    Hay algunos entes de los que me cuentan con los que no me he topado, como fanáticos, ceniceros y viejosverd’s (gracias a todos los santos). Con otros, como sapos, cabritos, osos, cachorros y decibelius, todos los días. Esa bosta provocadora la odio con pasión. El bovino… pobre.

    Debo reconocer también la existencia de una especie simpática, tanto que su nombre lo dice explícitamente: la Señorasimpática. Mamífero de largo aliento de vida subterrestre, entiende bien que estar sentada es un privilegio y ofrece llevar la carga de quien va a su lado: “¿te llevo la mochila?”.

    Faltan otros, más adelante hago un post que recopile los suyos y los que olvidé.

  15. Pablo Says:

    Hienas Gritonas: Animales que circulan en manada, profiriendo alharidos, risas y gritos en la onda “puta que la estamos pasando bien”, y humanitariamente compartiendo su regocijo con el resto del carro (de la familia de los Decibelius). Se ganan miradas de desaprobación de SeñoraSimpática.

    Eslavón Perdido: Animales exóticos, generalmente circulan solitarios por la sabana. Se caracterizan por un pelaje de colores fuera de lo común o con formas extrañas (rapados, “pelo alto”, punk, etc.), e indumentarias “raras” (cinturones con incrustaciones, abrigos negros, chaquetas con parches, cadenas, faldas kitch, etc.). Foco predilecto de Sapos y comentario obligado de SeñoraSimpática una vez que llega a su hogar.

    Domador de puertas: Aquellas bestias que, cuales cachorros y sin medir consecuencias, se lanzan a las fauces del vagón (las puertas) sin ningún sentido distancia-tiempo, quedando lisa y llanamente atrapados o sufriendo golpes en su intento. Por supuesto que los improperios se los lleva el conductor. Puede mutar a Guepardo senil.

  16. Pablo Says:

    Hienas Gritonas: Animales que circulan en manada, profiriendo alharidos, risas y gritos en la onda “puta que la estamos pasando bien”, y humanitariamente compartiendo su regocijo con el resto del carro (de la familia de los Decibelius). Se ganan miradas de desaprobación de SeñoraSimpática.

    Eslavón Perdido: Animales exóticos, generalmente circulan solitarios por la sabana. Se caracterizan por un pelaje de colores fuera de lo común o con formas extrañas (rapados, “pelo alto”, punk, etc.), e indumentarias “raras” (cinturones con incrustaciones, abrigos negros, chaquetas con parches, cadenas, faldas kitch, etc.). Foco predilecto de Sapos y comentario obligado de SeñoraSimpática una vez que llega a su hogar.

    Domador de puertas: Aquellas bestias que, cuales cachorros y sin medir consecuencias, se lanzan a las fauces del vagón (las puertas) sin ningún sentido distancia-tiempo, quedando lisa y llanamente atrapados o sufriendo golpes en su intento. Por supuesto que los improperios se los lleva el conductor. Puede mutar a Guepardo senil.

  17. María Says:

    ¡Excelente!. Y mis aportes:
    Apoyada pilosa furibunda: descansa, de espaldas contra el asiento, dejando caer su frondosa y larga cabellera sobre el sufrido pasajero, que la recibe como una especie de manta sobre su cabeza, lo que resulta especialmente simpático cuando se trata de un calvo señor. Ante el reclamo responde: ¿y por qué no te vai en auto?. Alternativamente existe la Apoyada pilosa pacificus, que simplemente se retira ante el reclamo del afectado.
    Y de la misma familia: Apoyado inconsientus, que descansa igualmente apoyado contra el asiento, presionando, ya sea con su cuerpo o con apéndices o prominencias de sus ropajes, sobre la cabeza de una pasajera, quien debe optar por agachar su testuz para evitar el aplastamiento de su peinado tan trabajosamente logrado a tempranas horas de la mañana. Este ejemplar es mayoritariamente masculino.

  18. María Says:

    ¡Excelente!. Y mis aportes:
    Apoyada pilosa furibunda: descansa, de espaldas contra el asiento, dejando caer su frondosa y larga cabellera sobre el sufrido pasajero, que la recibe como una especie de manta sobre su cabeza, lo que resulta especialmente simpático cuando se trata de un calvo señor. Ante el reclamo responde: ¿y por qué no te vai en auto?. Alternativamente existe la Apoyada pilosa pacificus, que simplemente se retira ante el reclamo del afectado.
    Y de la misma familia: Apoyado inconsientus, que descansa igualmente apoyado contra el asiento, presionando, ya sea con su cuerpo o con apéndices o prominencias de sus ropajes, sobre la cabeza de una pasajera, quien debe optar por agachar su testuz para evitar el aplastamiento de su peinado tan trabajosamente logrado a tempranas horas de la mañana. Este ejemplar es mayoritariamente masculino.

  19. ornitorrevolucionario Says:

    Gracias a la familia Alfaro Palominos por los dos últimos comentario; un honor, en especial el segundo.

    En primer lugar, no me venga con sintaxis computinas: Señorasimpática no es SeñoraSimpática. Además, es taaan simpática, que no mira a nadie con desaprobación… creo que ya la estoy haciendo muy mítica.

    Alguna vez fui un Eslabón Escolar, una versión disminuida del Eslabón Perdido, pues igual debía respetar el uso de uniforme.

    ¡¡¡Los domadores!!! Cómo nos alegran nuestros viajes con sus intrépidas acciones y, más aún, con sus patéticos reclamos (tanto dentro como fuera del vagón, si no consiguen su objetivo).

    Debo reconocer que me transformo en Apoyado inconsientus con cierta frecuencia… cuando el vagón va muy lleno termino inclinando mi espalda en ángulos imposibles y afectando el pelaje de quien va en el asiento. Esos palos que alguna mujeres se ensartan en su peinado son muy dolorosos cuando se incrustan intervertebralmente.

    ¡Gracias por los aportes!

  20. ornitorrevolucionario Says:

    Gracias a la familia Alfaro Palominos por los dos últimos comentario; un honor, en especial el segundo.

    En primer lugar, no me venga con sintaxis computinas: Señorasimpática no es SeñoraSimpática. Además, es taaan simpática, que no mira a nadie con desaprobación… creo que ya la estoy haciendo muy mítica.

    Alguna vez fui un Eslabón Escolar, una versión disminuida del Eslabón Perdido, pues igual debía respetar el uso de uniforme.

    ¡¡¡Los domadores!!! Cómo nos alegran nuestros viajes con sus intrépidas acciones y, más aún, con sus patéticos reclamos (tanto dentro como fuera del vagón, si no consiguen su objetivo).

    Debo reconocer que me transformo en Apoyado inconsientus con cierta frecuencia… cuando el vagón va muy lleno termino inclinando mi espalda en ángulos imposibles y afectando el pelaje de quien va en el asiento. Esos palos que alguna mujeres se ensartan en su peinado son muy dolorosos cuando se incrustan intervertebralmente.

    ¡Gracias por los aportes!

  21. ornitorrevolucionario Says:

    Pongo esto aparte. Otro especimen:

    WWW o Wet Wet Woman: alga ambulante mañanera. Abandona su casa con litros de agua aún en su cabellera, la que agita con sórdidas intenciones al valiente que se ubique tras ella. Todo indica que ignora absolutamente cuán poco sexy es en realidad. Pariente cercana de Medusa.

  22. ornitorrevolucionario Says:

    Pongo esto aparte. Otro especimen:

    WWW o Wet Wet Woman: alga ambulante mañanera. Abandona su casa con litros de agua aún en su cabellera, la que agita con sórdidas intenciones al valiente que se ubique tras ella. Todo indica que ignora absolutamente cuán poco sexy es en realidad. Pariente cercana de Medusa.

  23. Toochick Says:

    Despues de una semana llena de introspección y de viajes en el metro mirando a las pesonas para categorizarlas debo decir que me falta aquel especimen que va sentado que al momento de abrirse las puertas y entrar una futura hembra mama o una vieja leona con experiencia, baja la mirada o se hace el dormido…¿alguien le peude poner nombre?

  24. Toochick Says:

    Despues de una semana llena de introspección y de viajes en el metro mirando a las pesonas para categorizarlas debo decir que me falta aquel especimen que va sentado que al momento de abrirse las puertas y entrar una futura hembra mama o una vieja leona con experiencia, baja la mirada o se hace el dormido…¿alguien le peude poner nombre?

  25. fipa Says:

    En cuanto al descarado, les cuento en una sola oración la experiencia mas intensa que me tocó presenciar: “lengua de ella en oreja de él”.

    Otro especimen:
    Narcoléptico invasivo: aquel que, en la comodidad de los asientos del metro, se queda dormido y comienza a invadir el espacio de quien va sentado a su lado, llegando a veces al extremo de apoyar su cabeza en el hombro del otro.
    Tengopanynotedoy: especimen altamente envidiado por la población. Son aquellos que ingresan al metro con una bolsa de pan, caliente y fragante, recién comprado en alguna panadería. Les gusta aparecer principalmente aquellos días fríos y oscuros entre 19.00 y 21.00 cuando más envidia pueden generar en los demás.

  26. fipa Says:

    En cuanto al descarado, les cuento en una sola oración la experiencia mas intensa que me tocó presenciar: “lengua de ella en oreja de él”.

    Otro especimen:
    Narcoléptico invasivo: aquel que, en la comodidad de los asientos del metro, se queda dormido y comienza a invadir el espacio de quien va sentado a su lado, llegando a veces al extremo de apoyar su cabeza en el hombro del otro.
    Tengopanynotedoy: especimen altamente envidiado por la población. Son aquellos que ingresan al metro con una bolsa de pan, caliente y fragante, recién comprado en alguna panadería. Les gusta aparecer principalmente aquellos días fríos y oscuros entre 19.00 y 21.00 cuando más envidia pueden generar en los demás.

  27. ornitorrevolucionario Says:

    Amor: pensando en el animal que indicas, y luego de haber descartado palabras más soeces y malsonantes para describir al desgraciado, te sugiero bautizarlo como Gusano Narcoléptico.

  28. ornitorrevolucionario Says:

    Amor: pensando en el animal que indicas, y luego de haber descartado palabras más soeces y malsonantes para describir al desgraciado, te sugiero bautizarlo como Gusano Narcoléptico.

  29. Fran Orellana Says:

    Aunque está dicho, creo que hay que especificar…a la tipica vieja de pelo corto, gorda, con falda hasta el suelo, llena de bolsas que corren por el vagon en busca de un asiento, son terribles proque no solo se en cuentran en el metro sino tambien en la micro.

  30. Fran Orellana Says:

    Aunque está dicho, creo que hay que especificar…a la tipica vieja de pelo corto, gorda, con falda hasta el suelo, llena de bolsas que corren por el vagon en busca de un asiento, son terribles proque no solo se en cuentran en el metro sino tambien en la micro.

Coméntamelo