Archive for Septiembre, 2005

Amazing Wildlife Experience

Domingo, Septiembre 25th, 2005

Llevo 15 años viajando regularmente en metro. Hasta hoy me sigo sorprendiendo con los increíbles seres que encuentro allá abajo, preguntándome si tal vez no son seres humanos, sino otras especies que ya estaban bajo tierra. A continuación hago un recuento de lo que me he topado.

Víbora: reptil, normalmente hembra, este animal pone todas sus energías en enroscar sus extremidades (superiores) en torno a uno de los fierros. Las mordidas y balanceo desconcertante en torno al eje del que se aferra la hace casi imposible de vencer.

Estrella de mar: invertebrado que busca adoptar la posición menos óptima posible al apoyarse en una de las preciadas paredes (sólo superadas por los deliciosos asientos). Extendiendo sus extremidades logra utilizar un 73% más del espacio normal. Un buen remedio para apartarlas es aplicar una patada en la expuesta ingle.

Guepardo senil: felino que alcanza las más altas velocidades en busca de su más preciado manjar: un asiento. En un pique gasta toda la energía de un día, por lo que una vez instalados moverlos es imposible. Son especialmente peligrosas las estampidas en estaciones terminales. Si no consiguen su objetivo, despotrican contra la sociedad y se divierten pisoteando bostas.

Bosta: masa informe que surge espontáneamente en estaciones cercanas a colegios y universidades. Usan cuatro veces la superficie de un ser humano promedio. Estudios de dudoso origen afirman que en realidad están vivas.

Descarado: monstruo sin cara, originado por la fusión facial de lo que en algún momento fueron dos (apasionados) jóvenes. Emite los sonidos más curiosos con la intención de provocar asco o, en algunos casos, envidia. Expertos coinciden en que una camelia los apacigua.

Intelectualón: estoica y pacífica ave. Intenta vanamente incorporar burdo conocimiento tomado de La Hora o del Metro, incluso en medio de las más adversas (y absurdas) circunstancias. Recomiendo estorbarlo a propósito: puede ser un pasatiempo soprendentemente entretenido.

Megustaelfierro: bestia siempre en busca de nuevas sensaciones. Goza apoyando sus habitualmente anchas espaldas en los fierros (tercer implemento en popularidad tras los asientos y las paredes), impidiendo el acceso a ellos o forzando a retirar las manos. En el 92% de los casos, aplicar los nudillos contra su columna basta para derrotarlo. El 8% restante encuentra esto placentero: quite su mano al instante.

Orinador: mítico e impudoroso anfibio que precisa ubicarse bajo tierra para descargar sus necesidades. Este intrépido explorador captó uno a fines de los 90 en una escalera de la estación Universidad de Chile. Se agradecen fotografías.

¿Se me pasó alguno? Recibo sugerencias.

(Tengo cosas que decir en posts más serios, pero no logro escribirlos; ya vendrán.)